¿Tienes una vivienda y quieres saber en qué te beneficia el nuevo Plan de la Vivienda?

Has llegado al lugar adecuado. El nuevo Plan de la Vivienda 2018-2021, que puedes consultar en este enlace y que fue aprobado en marzo de 2018 por el Ministerio de Fomento, incluye algunos programas en los que las viviendas unifamiliares pueden estar incluidas. Por ejemplo, en el apartado número 5 dedicado al “Fomento de la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad en viviendas”.

Su objetivo es regular las ayudas para obras de mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad de viviendas unifamiliares y edificios de tipología residencia colectiva. Esto incluye a los propietarios de viviendas unifamiliares aisladas o agrupadas en fila y de edificios existentes de tipología residencial de vivienda colectiva, así como de sus viviendas, independientemente de su naturaleza jurídica, es decir, de que sean propiedad de personas, empresas o administraciones.

¿Qué tipo de vivienda se puede beneficiar?

Según el Plan, en este apartado de la mejora energética y sostenibilidad, las viviendas unifamiliares y edificios. Eso sí, el 50% de las viviendas del edificio o la vivienda unifamiliar deben figurar como domicilio habitual.

Además, se exige una reducción de la demanda energética anual global de calefacción y refrigeración:

  • Zonas climáticas D y E: 35%
  • Zona climática C: 25%
  • Zonas climáticas alfa, A y B 20%

Con respecto a la antigüedad, preferentemente, debe ser anterior a 1996 y el 70% de la superficie de los edificios de uso residencial de vivienda.

 

 

¿De cuántos euros hablamos?

Se establece un límite de la ayuda, que con carácter general es un 40% de la inversión, pero puede alcanzar el 75% de la inversión en caso de ingresos inferiores a 3IPREM (tres veces el indicador público de renta de efectos múltiples, lo que antes se denominaba el salario mínimo profesional, y que puedes calcular en esta tabla).

En cuanto a las viviendas unifamiliares las cuantías van de los 12.000 euros a los 25.000, y por el criterio de edad, un porcentaje en función de si resides en un municipio pequeño.

  • Hasta 12.000€
  • Hasta 18.000€ para personas con discapacidad.
  • Hasta 24.000€ para personas con determinado grado de discapacidad.
  • Incremento por BIC: 1.000€
  • Incremento para menores de 35 años: 25% en municipios con menos de 5.000 habitantes.

En el caso de edificios los límites son los siguientes:

  • Hasta 8.000€/vivienda y 80€/m2 de local
  • Hasta 12.000€/vivienda para personas con discapacidad
  • Hasta 16.000€/ vivienda para personas con grado más severo de discapacidad.
  • Incremento por BIC: 1.000€/vivienda y 10€/m2 de local
  • Incremento para menores de 35 años: 25% en municipios con menos de 5.000 habitantes.

El Plan de la Vivienda 2018-2021 está dotado con 1.443 millones de euros (350 millones para este año, 357 millones para 2019, 364 millones en 2020 y 372 millones en 2021), y está enfocado a jóvenes, mayores de 65 años, personas con discapacidad y familias numerosas.

Pero además contempla otro tipo de ayudas al alquiler (de 600 a 900 euros o hasta el 40% de la renta si gana hasta tres veces el Iprem o, hasta el 50% del precio del alquiler si tienes menos de 35 años o más de 65); adquisición y rehabilitación en zonas rurales (para jóvenes y en municipios de menos de 5.000 habitantes y con tres veces el Iprem); y promoción de viviendas dedicadas al alquiler (es la primera vez que se incluye y contempla variables interesantes).