“En MAZA Grupo si algo no sale como esperamos, no se buscan culpables, se buscan soluciones”. Fini Pérez

Comenzó a trabajar con la familia Maza hace más de una década y actualmente es uno de los pilares del grupo. Hablamos de Fini Pérez, compañera del departamento de administración y madre de Lucía, Oscar y Javier. Una mujer joven, simpática y extrovertida que comparte la ilusión y los valores que hacen de MAZA Grupo lo que es. Ella fue la “primera empleada” de lo que hoy es este grupo empresarial y ha trabajado, mano a mano, con el resto de la familia para obrar el milagro MAZA Grupo: crecer y desarrollarse como constructora de éxito en medio de la crisis del ladrillo.

¿Cuántos años llevas en la empresa y cuáles son tus funciones?
Empecé a trabajar en abril de 2005, por lo que llevo 12 años recién cumplidos. Formo parte del Departamento de Administración, junto a José Ponte y Yolanda Muñoz. Trabajo a media jornada y me encargo de la contabilidad, pago a proveedores y trabajadores, y preparar la documentación para la presentación de los balances mensuales que después se analizan.

¿Podrías hablarnos de aquella primera etapa en la “antigua oficina”?
No empecé a trabajar en MAZA Grupo, sino en la anterior empresa familiar, “Constructora y Promotora Puche Maza”, que se encargaba de construir y vender viviendas de obra nueva.

Me incorporé a aquella firma cuando estaba recién creada (aproximadamente seis meses) y se respiraba una gran ilusión y alegría por este gran proyecto. Yo nunca había trabajado como administrativa, acababa de terminar mi formación  y no tenía ninguna experiencia laboral. Allí estábamos los socios y yo, que era la única  trabajadora por aquel entonces, con muchas ganas y una gran cantidad de documentos por organizar. 

Desde el primer día me sentí muy apoyada. Ellos estaban siempre disponibles para cualquier cosa que necesitase y eso, la verdad, facilitaba mucho el trabajo. Después de su jornada de trabajo siempre pasaban por la “antigua oficina”, que recordamos con mucho cariño (hasta tenemos un vídeo de despedida) para ayudarme, y ver cómo me había ido el día. En definitiva, me lo pusieron muy fácil.

El equipo MAZA Grupo en una imagen de archivo. De izquierda a derecha: David García,  Fini Pérez, Ingrid Ortiz, Pablo Soler y Fran García.

Foto de archivo. De izquierda a derecha: David García, Fini Pérez, Ingrid Ortiz, Pablo Soler y Fran García.

De la “antigua oficina” hasta hoy ha llovido mucho. Ella sabe bien lo que es trabajar con menos recursos y comodidades de las que ahora disponen. También conoce cómo la crisis ha afectado al sector y cómo con calidad, profesionalidad y diferenciación, la empresa ha logrado convertirse en un referente con política de “cero sorpresas”.

¿Cómo has vivido los cambios que se han ido produciendo en la empresa?
La empresa y todos los que formamos parte de ella hemos ido evolucionando y creciendo poco a poco, pero sí es cierto que  hubo un punto de inflexión y fue la incorporación de Pablo Soler. A raíz de su llegada se trazó una línea de trabajo mucho más eficaz y se definió, de una forma más clara, el objetivo y dirección que debía tomar la empresa.

Yo viví esos cambios con mucha tranquilidad. Para mí, contar con Pablo y con el resto de compañeros que se han ido incorporando de una manera progresiva, ha sido un gran apoyo. 

Ser mujer trabajadora y madre en una empresa de construcción, ¿cómo lo vives?
Siempre he tenido muy claro que quería trabajar y ser madreque lo haga en una empresa de construcción es como hacerlo en otra cualquiera. Además, pertenecer al departamento de administración y empezar como la única trabajadora (hombre o mujer) creo que me lo puso más fácil. Además, soy una persona bastante extrovertida y eso siempre ayuda. 

¿Qué te aporta MAZA Grupo como profesional y como persona?
Para mi MAZA es parte de mi familia. Cuando eres madre es fundamental poder pasar tiempo con tus niños y yo puedo decir que lo tengo. Como he dicho, trabajo a media jornada, lo que me permite disponer de ese tiempo necesario.

En MAZA Grupo he aprendido -y estoy aprendiendo- a trabajar en equipo. Aquí,  cuando algo no sale como esperamos no se buscan culpables, sino soluciones. Esta forma de trabajar, a nivel profesional te da mucha confianza, pero además en el plano  personal también lo puedes aplicar, y hace que veas la vida de una forma más optimista y positiva. MAZA me aporta una constante formación tanto profesional como personal.

¿Qué destacarías de tu trabajo?
En cierto modo se puede decir que es un trabajo rutinario: facturas, nominas, pagos, etc. Y todos los meses igual. Pero mi trabajo es lo que permite conocer el estado real de la empresa y te da las herramientas necesarias para poder analizarla desde todos los ámbitos.

Desde tu perspectiva de 12 años en la empresa, ¿cómo ves el crecimiento de personal que ha habido?
Recuerdo los desayunos de los viernes, como ahora los llamamos. Supone un punto de unión entre oficina y calle, por decirlo de alguna manera. Antes los desayunos eran sólo para la “calle” y algunos viernes nos íbamos Pablo y yo, que entonces conformábamos la “oficina” a tomarnos un café. Lo mismo pasaba con las “cenas de empresa”, se hacían dos, una para los albañiles y otra para la parte administrativa. Ahora todos compartimos esos momentos y permite que mantengamos un contacto permanente, aunque seamos muchos más.

Y por ultimo ¿cuáles son tus proyectos futuros, tus próximos retos?
A nivel profesional tengo que seguir formándome, estoy en ello realizando los cursos de Level UP (una escuela de negocios para autónomos y pymes). En el curso que realicé hace unos meses me fijé como objetivo volver a realizar un curso de Excel (para mejorar mis habilidades con esta herramienta). Tengo previsto comenzar en junio y julio.

A nivel personal, quiero  volver a hacer deporte, que fue algo que dejé en segundo plano con el nacimiento de mis mellizos  en 2014. También estoy en ello, pero ahora tengo que conseguir que sea con la constancia que me he fijado.

El equipo de administración de MAZA Grupo: Yolanda Muñoz,  José Ponte y Fini Pérez

En la imagen, Fini con sus compañeros del equipo de administración de MAZA Grupo: Yolanda Muñoz y José Ponte.