Nuestras jefas de obra son el 85% y nos hablan de la mujer en el sector

(De izda. a dcha.) Isabel, Sara, Angélica, Ingrid, nuestra compañera de administración Yolanda Muñoz y Beatriz

En nuestra empresa el 85% de los cargos de dirección y gestión de obra lo desempeñan mujeres. Les hemos preguntado por su experiencia y cómo valoran esta situación, atípica en el sector. Desde MAZA Grupo creemos en una sociedad que respete la equidad laboral para hombres y mujeres. Hemos apostado por romper la brecha de género en la construcción y, según relatan nuestras empleadas, el clima laboral es totalmente normalizado.

Según la Encuesta de Población Activa del INE, el sector de la construcción empleó en 2017 a 1.278.600 profesionales, de los que 105.400 eran mujeres (el 8,2%). En el epígrafe de servicios técnicos de arquitectura e ingeniería, el empleo femenino representó un 30.6%.

 

Estos son los testimonios de nuestras responsables de obra.

 

Ingrid Ortiz
Responsable dpto. Técnico de MAZA Grupo.

¿Hay estereotipos hoy en día sobre el papel de la mujer en la construcción?

Si consideramos la construcción refiriéndonos únicamente a lo que es obra sí que sigue habiendo estereotipos, porque existen muy  pocas mujeres especializadas. En cuanto al estudio de arquitectura ya se han roto. Todavía hay mucho que hacer porque hay poco reconocimiento para las arquitectas respecto a los arquitectos, pero el papel de la mujer sobre todo en la oficina técnica está bastante instaurado.

Háblanos de tu experiencia…

Empecé como gestora de obra haciendo presupuestos hace siete años y ni siquiera tenía personal a mi cargo ni gestionaba equipos. Poco a poco fui entrando en la obra. Para mí fue fácil por la forma de ser de MAZA Grupo. No ha sido difícil meterme en la gestión de obra ni el trato tú a tú con los albañiles. Aunque pueda parecer un mundo de hombres ya no lo es tanto y hemos llegado pisando fuerte y para quedarnos. 

 

Sara Marco
Arquitecta técnica. Madrid

¿Hay estereotipos en la construcción?

Por supuesto que los hay. Todavía no me he encontrado con ninguna mujer trabajando como albañil en obra. Cada vez aparecemos más en funciones de oficina técnica o dirección de obra, pero sigue quedando un gran camino por recorrer. Personalmente, me siento muy agradecida de trabajar en MAZA Grupo ya que potencian muchísimo la inclusión de la mujer en el sector de la construcción.

Emprendes nueva etapa en la Delegación de MAZA Grupo en Madrid y con otra compañera del equipo con experiencia de jefa de obra…

Todo el equipo de MAZA Grupo se enfrenta a esta nueva etapa con muchísima ilusión. Mi función aquí será realizar presupuestos y supervisar las obras contratadas (jefa de obra, comunicación con los clientes, control de proveedores, búsqueda de empresas subcontratadas, etc.). Estamos creando un gran equipo con el que ofrecer a nuestros clientes el servicio y calidades de siempre. Además, trabajar con alguien con la experiencia y pasión por la construcción que tiene Inma es genial. Ella domina a la perfección el ritmo de trabajo que exige una ciudad como Madrid.

 

(De izda. a dcha.) Isabel, Sara, Angélica, Ingrid, nuestra compañera de administración Yolanda Muñoz y Beatriz

 

Angélica García
Arquitecta. Oficina técnica

¿Están encasillados los roles masculino y femenino en la dirección de obra?

Todavía hay pinceladas de eso. En esta casa no se nota tanto porque los cargos de las arquitectos y arquitectos técnicos los ejercemos casi todo mujeres. Nos encargamos de la dirección y somos responsables de que se ejecute conforme a los diseños proyectados. En MAZA Grupo siempre nos han apoyado para llevar a cabo nuestras ideas tanto en oficina como en calle. En general, se va notando un cambio de mentalidad, aunque en el sector nos podemos encontrar con desconfianza por parte del personal, sobre todo de quienes están directamente en la obra.

¿Cuáles son tus funciones en MAZA Grupo?

Me encargo de la gestión de la obra, hago los presupuestos, trato y coordino a los distintos oficios, busco los materiales que se necesitan y me responsabilizo de que estén disponibles al inicio de la obra. Desarrollo una doble función, por un lado el diseño y la creatividad arquitectónica pero también realizo el trabajo de arquitecto técnico, porque hay gran demanda.

 

Isabel Pérez
Arquitecta

¿Cuál es el rol de la arquitecta hoy en día?

Aunque el número de mujeres ha aumentado considerablemente en las aulas estas dos últimas décadas, sigue estando muy por debajo del número de hombres. En la Universidad de Alicante, donde desempeño mi labor como docente, el porcentaje de alumnas supera el 50% de los matriculados en el último curso académico. Pero para lograr reconocimiento profesional hay una situación de conflicto, que es la conciliación familiar.

¿Se reconoce vuestro trabajo públicamente?

Cada vez más, aunque seguimos siendo minoría. Vamos consiguiendo aquello por lo que empezaron a luchar mujeres como Lilly Reich, Julian Morgan o Lina Bobardi entre otras, incluso más contemporáneamente Carme Pinós. Uno de los valores que define a la arquitecta es la autoconfianza, y como diría Zaha Hadid, Premio Stirling y el Premio Pritzker de arquitectura, la fuerza y el entusiasmo, para desarrollar nuestro trabajo cada día. Zaha decía: “No solía gustarme que me denominaran como mujer arquitecta. Lo importante es que soy arquitecta, el ser mujer es una información secundaria”.  Confío y es gracias a mi experiencia como arquitecta en la calle y en Maza Grupo, que estamos en el inicio de liberación de las creencias limitantes.

 

Beatriz González.
Ingeniera de la Edificación

¿Hay conciencia de brecha de género en tu sector?

Me gusta ver y saber que cada vez la sociedad se da más cuenta de la necesidad de la mujer en el día a día. Personalmente, nunca he vivido en mi entorno una situación en la que se valore más a ella o más a él. Mi puesto de trabajo se desarrolla en un ambiente de unión y coordinación entre hombres y mujeres de diferentes edades. En los tiempos que estamos, en los que muchas mujeres son premiadas en la construcción por sus trabajos desarrollados, no veo que haya diferencias o estereotipos. Sí que veo normal que no se vean mujeres a pie de obra por tratarse de un puesto físico y de fuerza, pero no dudo que en unos años eso pueda cambiar.

¿Cuál es tu trabajo como ingeniera de la edificación?

Mi trabajo en MAZA es de desarrollo de proyectos, realización de mediciones y presupuestos, gestión de obra, asesoramiento a clientes y contacto con proveedores para garantizar calidad-precio que el cliente requiere. Actualmente soy en la encargada de gestionar la Seguridad y Salud en obra, firmando dicha responsabilidad en los proyectos de obra mayor.