Chantilly: Moda lencera para el cliente de hoy

Chantilly es una boutique de lencería de Yecla con la que su propietaria, Montse Ortega, ha buscado crear un estilo de tienda muy personal y diferente. En 30 metros se ha conseguido un entorno sugerente, que maximiza la sensación de amplitud y la disposición del espacio. Invita al cliente a mirar las prendas con total libertad, para que su visita sea lo más agradable posible. La reforma se ha ejecutado en menos de un mes.

En este proyecto Integral Pack de MAZA Grupo, el fácil acceso al producto y el asesoramiento en tienda son protagonistas. En la sala está expuesto prácticamente todo el género, así que era necesaria una buena organización. Los colores del local y los materiales utilizados distinguen tanto la zona expositiva como el tipo de productos.

El nuevo establecimiento combina las estructuras ligeras y la elegancia del dorado, color que predomina visualmente como símbolo de valor, de relevancia, de victoria… Se emplea en una vaporosa cortina metálica en uno de los escaparates. Este separador, además de ser muy decorativo, permite vislumbrar el fondo del local y sirve a la vez de perchero o colgador de objetos. Los dorados también rematan los redondos de las estanterías en el otro escaparate, que son igualmente de metal. Tienen un uso polivalente que permiten múltiples variaciones para mostrar los productos.

En el interior, el color dorado también se emplea en paneles OSB y contrasta de forma potente con las prendas, especialmente las blancas y negras, que son la mayoría. El mobiliario ha sido diseñado especialmente para el establecimiento. Sobre el mostrador de color blanco resalta el logotipo de Chantilly. Otro de los detalles que facilitan el tránsito en tienda es la colocación de puntos negros en el suelo para señalar zonas específicas. Uno delante del mostrador y otro señalando el probador. En este último, se ha colocado una cortina tupida de gris oscura, cuyo color también ayuda a encontrar fácilmente el lugar donde probarse las prendas, al ser complementario del conjunto cromático empleado.

El resultado final es un local con mucho estilo y un modo actual de entender el comercio de lencería, que cuida con detalle la imagen de la sala de ventas y la exposición de los productos. En este local, situado en la calle Cruz de Piedra, 32, los clientes encontrarán colecciones lenceras de moda y excelentes consejos para acertar seguro con la compra.

 

 

Uno de los elementos que pone una nota desenfadada es la forma de algunos de los expositores, que en lugar de ser estantes, son cajas colocadas a diferentes alturas y posiciones contrapuestas. Estos muebles enmarcan los productos de forma muy original.

El proyecto se ha llevado a cabo en 23 días, con un presupuesto cerrado, ajustado a lo solicitado por las clientas. MAZA Grupo también ha confeccionado el logotipo. Pan&Más se puede visitar en la calle Cruz de Piedra, 81 de Yecla.