“Conocer a MAZA Grupo fue un flechazo profesional”. Federico Abadía, fundador de PREMIUMURCIA

Abogado y ex director de banco este entusiasta de los viajes y de los negocios se decantó por el mundo inmobiliario en agosto de 2013. La casualidad quiso que una casa que aparecía en una revista llamara su atención – lacasaquecrece.es de MAZA Grupo- y que un amigo le hablara de una constructora diferente: resultó ser la misma. El encuentro no se hizo esperar y fue evidente que compartían valores y filosofía. Hoy Federico Abadía es uno de #NuestrosPartners. Su objetivo es generar negocio a MAZA Grupo en la construcción y reforma de viviendas, primero en Madrid y Murcia, y después en todo el territorio nacional.

¿Cómo llega un abogado a fundar una inmobiliaria?
Tras licenciarme en Derecho que acabé en Italia, hice un máster en economía bancaria en la Escuela de Negocios de la Universidad de Murcia. De ahí pasé a hacer prácticas en Caja Murcia. Me contrataron y me asignaron temas vinculados con extranjeros, en Torrepacheco, en pleno desarrollo de Polaris. Tiempo después decidí moverme a Halifax, y por estar en el momento y lugar adecuado acabé en Barclays, que, en junio de 2007, buscaba alguien con experiencia. Me convertí en director de desarrollo de negocio de Alicante, Murcia y Almería, y al año siguiente en director de una oficina en Murcia. Ahí empezó el cierre de oficinas del sector y pasé a ser subdirector en la oficina principal de Murcia. Después llegó una etapa de incertidumbre y yo vi una oportunidad poder saltar de la banca en agosto de 2013. Antes de salir ya había registrado el dominio de mi primera empresa, BESTHOUSESPAIN, y aún así hice una intrusión, durante 8 meses, en el mundo de la abogacía, pero mi mente me llevaba a lo otro, y me lancé. Preparé una web y me fui a una feria en Moscú con mi propio stand. Era mayo de 2014. Nos pusimos las pilas vertiginosamente.

Actualmente cuenta con dos tipos de inmobiliaria, ¿qué perfiles de cliente tiene?
Con BESTHOUSESPAIN toco más costa y no residente. Y con la otra marca que funciona desde principios de año, PREMIUMURCIA, es un perfil más nacional, y que independientemente de su nivel adquisitivo, busca un servicio personalizado.

 

 

¿En qué consiste este servicio personalizado?
Para mi, primero, en conocer al cliente y ponerle cara: saber qué inquietudes tiene, sea comprador o vendedor. Después asesorarle en cuanto al mercado, las posibilidades de financiación, saber qué cargas puede tener la vivienda. En lo jurídico preparar contratos, conocer las diferencias entre los distintos contratos… Para el cliente es interesante saber todo eso y es un valor añadido, ya sea un inversor que quiere siete u ocho inmuebles para que le gestionemos el alquiler, o para una persona de fuera que quiere comprar una casa. Y posteriormente, como servicio post venta, les ayudamos con los recibos, trámites con las comunidades. Son servicios muy útiles, sobre todo para el comprador extranjero.

Recientemente MAZA Grupo y usted han llegado a un acuerdo que los convierte en partner, ¿nos puede explicar en qué consiste?
Mi labor es de captación de negocio. Ellos son una constructora con valores que me han llegado. Me siento identificado con sus valores, profesionalidad, seriedad… No he firmado nunca un acuerdo de este tipo, pero creo que puedo aportar negocio a nivel nacional. Ellos son lo que no suele haber en el sector de la construcción: saben hacer y hacen lo que dicen que van a hacer.

¿Por dónde va a empezar?
He empezado con Madrid y Murcia y la idea es ampliar al territorio nacional.

¿Qué le ha llevado a cerrar este acuerdo?
Los valores. Ver que son diferentes a lo que he conocido. Es muy difícil encontrar una constructora como MAZA que se compromete a darte un presupuesto con un precio y lo respeta, y respeta los plazos. Son requisitos difíciles de cumplir. Todos hemos hecho obras en casa y sabemos lo que pasa.

 

 

Comparten ustedes bastante en lo que se refiere a aportar valor …
No me da miedo la competencia porque el 80 o 90% es poco profesional. No aporta valor. Quiere vender y punto. Raro es que un cliente no me mande a un amigo o a un familiar o repitan pasado un tiempo. Transmito confianza. Hay que trasmitirla y es lo que le traslado también a mi equipo comercial. Eso sí, siempre hay que tener mano izquierda, empatía, saber estar y educación.

¿Cómo se conocieron?
Porque sacaron en prensa una fotografía de la casa que crece (la derecha de la imagen superior), en una portada de la revista de Arquitectura de La Verdad, y al mismo tiempo un amigo me habló de ellos porque les había pedido un presupuesto y me dijo que eran muy serios y que tenía que conocerlos. Entonces vi todos sus vídeos y me llamó la atención su historia, cómo llegó Pablo a la empresa… Me trasmitieron ilusión, seguridad, confianza y profesionalidad. Lo mismo que yo a mis clientes. Fue un flechazo profesional. Después fui a Yecla para conocerlos y Fran me abrió las puertas de MAZA Grupo y me sentí como en casa. Me trasmitieron la misma ilusión, motivación y pasión con la que vivo mi trabajo.

 

SI quieres ver los videos de MAZA Grupo visita nuestro canal de YouTube