Sistema SATE: La eficiencia energética

El Sistema de Aislamiento Térmico Exterior, conocido como SATE, es una técnica constructiva derevestimiento de fachadas, que garantiza la eficiencia energética. Por sus múltiples ventajas, las empresas recomendamos su aplicación para rehabilitar fachadas y en obra nueva. Entre sus múltiples beneficios, mejora la salubridad del aire interior, reduce el consumo de energía y tiene una vida útil superior a los 20 años.

Este método surgió en Centroeuropa a mediados del siglo pasado para aumentar la protección contra el frío de los edificios. Su introducción en España ha sido más reciente, y hoy en día su demanda es creciente porque, como aislante térmico, protege también del calor, garantizando confort uniforme durante todo el año. Según la Asociación Nacional de Fabricantes de Morteros y SATE, el sistema disminuye el consumo de calefacción y refrigeración entre un 20% y un 70%.

 

INSTALACIÓN DE SATE

En las obras de rehabilitación o reforma, realizamos en primer lugar un análisis inicial. Si la fachada original está revestida con enfoscado, no es necesaria su retirada, a no ser que haya peligro de desprendimiento. Posteriormente, valoramos el tipo de instalación más indicada en cada caso y, una vez que contamos con el visto bueno del cliente, procedemos a la ejecución de la obra.

Los materiales más empleados para el aislamiento térmico exterior son:

  • Poliestireno expandido: Los paneles se fijan con mortero adhesivo y un anclaje mecánico. Después se revisten con un mortero armado con una malla y, finalmente, se aplica un revestimiento decorativo, que es el que queda a la vista.
  • Lana mineral: Las ventajas de los paneles de lana mineral es que mejoran la transpirabilidad del inmueble. Este material es buen aislante térmico ante temperaturas altas y también acústico.
  • Poliestireno extruido: Se suele instalar en las zonas inferiores de las fachadas por su alta resistencia mecánica, ante posibles impactos. También destacan sus características hidrófugas, que lo convierten en gran aliado frente a la humedad por capilaridad.

Existen otros materiales menos empleados, como el corcho expandido y los tableros de fibra de madera. El corcho tiene excelentes propiedades naturales como aislante térmico-acústico debido a su baja conductividad, así como alta transpirabilidad, que reduce considerablemente la condensación de agua y la humedad. También es ignífugo. La fibra de madera, por su parte, es un material reciclable y asequible, cuya inercia térmica (o capacidad para conservar el calor del interior) es la mayor de todos los materiales. El calor acumulado durante el día se suele liberar por la noche, proporcionando estabilidad de temperatura. Además, regula la humedad interior y reduce los impactos sonoros.

 

 

ALGUNAS VENTAJAS DEL SATE

  • Elimina puentes térmicos
  • Reduce el riesgo de condensaciones de agua
  • Reduce el consumo energético entre un 20 y un 70%
  • Es respetuoso con el medio ambiente
  • Reduce emisiones de CO2
  • Mejora la salubridad en el inmueble
  • Ambiente confortable uniforme todo el año
  • Vida útil superior a 20 años