Trabajos en altura: cubiertas, restauraciones o revestimientos verticales

Los trabajos en altura son aquellos que como su nombre indica se desarrollan por encima del nivel del suelo. Desde un punto de vista legal se considera trabajo en altura el que se realiza a más de dos metros, pero también los efectuados en profundidad, excavaciones o pozos. Desde un punto de vista técnico implica la adopción de medidas de seguridad extra para evitar el riesgo de que un operario pueda caer a un nivel diferente del que se encuentra desarrollando su labor.

En nuestro caso los trabajos en altura que desarrollamos son tareas de construcción o reparación de cubiertas, pintura de patios, restauraciones de fachadas y edificios, paramentos verticales en proyectos en los que no es posible montar un andamio, medianeras o revestimientos verticales …Podéis apreciar algunos en las imágenes que acompañan este artículo.

 

 

Por lo tanto, junto a los equipos de protección individual EPIs de cada operario y las herramientas y maquinaria específica del trabajo a realizar, utilizamos otros medios auxiliares como cuerdas, arneses o mosquetones. Cualquier elemento que se use debe cumplir y velar por la seguridad del trabajador y estar homologado o marcado con el distintivo CE.

La formación en este tipo de trabajo especializado es muy importante, como destacábamos en otra publicación reciente sobre los cursos a los que habíamos asistido. Destacábamos en especial el realizado en enero por uno de nuestros operarios en Barcelona, centrado en el trabajo en altura. Seis días de formación teórica y práctica que le han capacitado para realizar trabajos verticales en alturas superiores a dos metros, tal y como marca la Ley. De este modo y con las medidas de seguridad obligatorias el especialista puede sanear fachadas, pintar o aplicar revestimientos, unos trabajos cada vez más demandados.