¿Cómo ahorrar hasta un 75% en la factura de luz con una instalación de Aerotermia?

La aerotermia es un sistema de obtención de energía a partir del aire circundante, que sirve para alimentar un sistema climatización y para la producción de agua caliente. La aerotermia permite reducir hasta un 75% el consumo energético. Se trata de una tecnología limpia cuyo uso recomienda la Unión Europea, en su directiva de energías renovables, para ahorrar energía y reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Hoy en día una instalación aerotérmica es uno de los sistemas de climatización más eficientes que podemos instalar.

Como sistema de calefacción es ideal tanto para una vivienda unifamiliar como para edificios de tamaño pequeño-mediano. La aerotermia puede integrarse con otros sistemas de ahorro de energía, como con paneles solares o  suelo radiante.

Pero, antes de optar una instalación de estas características es básico que un experto evalúe las características del espacio y recomiende la opción idónea para conseguir un ahorro significativo en cada caso.

Beneficios de la aerotermia

  • Ahorro de energía (hasta un 75%)
  • Proporciona calefacción, refrigeración y agua caliente.
  • Permite diversas opciones de climatización por aire, radiadores y suelo radiante.
  • No emite humos ni produce combustión, es una energía limpia.

Cómo funciona un sistema de aerotermia

El principio de la aerotermia tiene cuatro etapas básicas, durante las cuales tiene lugar intercambio energético entre el aire y el sistema de climatización. El proceso tiene lugar en el interior de una bomba de calor aerotérmica. Todos los sistemas aerotermicos se rigen por este principio, aunque estén compuestos por diferentes equipos:

  1. El proceso comienza con la entrada de aire en la bomba de calor y el intercambio de energía entre éste y un fluido refrigerante.
  2. Como consecuencia del intercambio de energía, el fluido se desplaza hacia un compresor, donde incrementa su temperatura y pasa a estado gaseoso.
  3. El gas refrigerante se desplaza al condensador y allí cede la energía circuito hidráulico, para distribuirla por la instalación de climatización o producción de agua caliente.
  4. Una vez cedida la energía, el gas se licua y el sistema retorna a las condiciones iniciales.

En apariencia, se trata de un sistema similar al de la climatización tradicional, pero con una gran diferencia: el sistema aerotérmico se autoabastece de energía en un 75% y sólo consume de la red eléctrica el 25% restante.

La aerotermia es una fuente de energía renovable que nos ayuda a reducir el gasto de energía eléctrica, una opción más que recomendable por proporcionarnos un beneficio económico y saludable.

Así funciona un bomba de calor

El siguiente vídeo, elaborado por uno de nuestros proveedores tecnológicos, se explica de forma muy sencilla cómo una bomba de calor, en este caso aerotérmica, aprovecha la energía de aire como fuente renovable.