“Es necesario estar a pie de obra para ser fiel al proyecto contratado y respetar plazos”. Sergio Blanes

Sergio Blanes dejó su trabajo en la industria hace 15 años para dedicarse a la construcción. Una decisión que tomó de manera casual, por medio de un amigo, pero que le ha permitido encontrar la profesión con la que se siente plenamente identificado, porque cada proyecto significa para él enfrentarse a nuevos y creativos retos. Como encargado de Gestión de Obra es responsable de que se ejecute dentro de los plazos marcados y conforme a lo planeado. También es figura clave, por su trato permanente tanto con el cliente como con técnicos. A pie de obra es como el míster de un equipo del que destaca su gran espíritu de superación.

 

Los encargados de Gestión de Obra de MAZA Grupo tenéis asignado un proyecto y realizáis una supervisión directa del progreso de la obra a diario, ¿cómo influye esta constancia en el resultado final?

Todos los días estamos en la obra, hablamos con el cliente y le explicamos los avances porque es a pie de obra donde mejor podemos rendir cuentas. Da igual dónde se encuentre. Ahora mismo estamos trabajando para una persona de Holanda y le envío fotografías constantemente. Él me ha explicado que es la primera vez que le ocurre esto y que agradece mucho estar informado.

Además, cualquier imprevisto se detecta rápidamente, en la obra y en la oficina. La comunicación dentro del equipo, con técnicos y arquitectos es muy fluida. Esto es muy importante porque permite solventar incidencias rápidamente.

Para aquellos que no conocen muy bien el día a día de una empresa de construcción… ¿podrías contar en qué consiste tu trabajo como jefe de equipo?

En organizar a los trabajadores y estar en contacto con oficina y cliente. En un día normal, primero voy al almacén y asigno tareas al personal y después superviso la obra. Si me necesitan en la oficina me llaman. A veces para sacar un presupuesto, hacer un informe o tratar un incidente. Cada día puede variar porque surgen cosas distintas.

Sergio Blanes en obra

Como encargado de Gestión de Obra, Sergio Blanes acude a diario a la obra y está en contacto con el equipo técnico y los clientes.

 

¿Cuántos años llevas trabajando con la familia MAZA? ¿Ha variado mucho la profesión desde entonces?

Estaba por mi cuenta y me ofrecieron ir con ellos durante dos meses. Ya llevo ocho años. La construcción siempre varía porque siempre hay cosas nuevas Es lo que uno quiera hacer. Si quieres aprender, hay muchos materiales y técnicas nuevos. Yo, por ejemplo, en un par de meses iré a Sabadell a un curso de microcemento, dibujo 3D, resinas e impermeabilización.

Me gusta probar tendencias. En la obra que estoy ahora vamos a hacer un jacuzzi exterior con barra, con microcemento en blanco, que va a ser increíble. También hay otras novedades, como mezcla de madera de pino con OSB (viruta de madera prensada).

La obra que se ha hecho en Gomarco es también muy innovadora. La cascada, por ejemplo, es impresionante. En construcción no nos podemos quedar atrasados. El que ha subsistido en la crisis es porque ofrecía algo nuevo.

Sergio Blanes Gomarco

De izquierda a derecha, Sergio Blanes con Yolanda Muñoz y Beatriz González, administrativa e ingeniera de la edificación de MAZA Grupo, respectivamente.

 

¿Qué tiene de especial trabajar con MAZA Grupo?

Que somos todos como una familia, igual trabajando que fuera de la empresa.

¿Qué destacarías de los valores del equipo de Gestión de Obra?

Su motivación y las ganas de aprender. Es importante que al trabajador le guste su trabajo, que no trabaje por obligación. Hablo todos los días con los compañeros de producción, les explico cómo quedan mejor las cosas y cómo se rinde más. En una obra, puedo tener a mi cargo 10 o 15 personas y también hay que ser un poco psicólogo. Se crea un vínculo grande.

¿Qué habilidades o competencias consideras más importantes para ser un buen maestro de obra?

Saber un poco de todo: planificación, control de costes y plazos, coordinación del equipo. Si no gestiono bien las obras para que cuadre todo, las estoy atrasando. Hay que llamar con tiempo a los distintos profesionales, solicitar materiales para que lleguen en plazo…

¿Hay algún proyecto del que guardes un recuerdo especial y por qué?

Todos los proyectos son especiales porque siempre aprendes cosas nuevas. La de Gomarco ha sido una de las más complejas que he llevado a nivel de coordinación con equipos de distintas empresas, porque no era un pack de MAZA (hemos realizado solo la construcción), y he aprendido mucho. La obra de nuestro director general, Pablo Soler, también fue espectacular. Era una obra sencilla, pero con una excelente coordinación, de la que guardo un gran recuerdo.

Por último, hablamos de tus próximos retos.

 Me gustaría estudiar arquitectura algún día. Por cuestiones personales no puede ser por ahora, pero lo tengo en mente. Me gustaría hacer proyectos innovadores, combinar estilos. La mezcla entre rústico y moderno es una de mis preferidas. Mi casa la construí yo e incluí algo muy práctico y que no he visto en otro sitio. Volé el tejado metro y medio alrededor, para estabilizar la temperatura interior. Gasto menos en climatización.

 

¿Quieres conocer a otros miembros de nuestro equipo? En este otro post te presentamos a Fini Pérez, del departamento de Administración. Desde hace 12 años, ella ha sido testigo del desarrollo y consolidación de MAZA Grupo en plena crisis, para prestar servicios integrales de construcción centrados en el cliente.