Qué debes tener en cuenta en una reforma integral 

Reforma vivienda MAZA Grupo

 

Inauguramos hoy una sección de consejos para ayudar en la toma de decisiones de aspectos que afectan a la construcción, reforma, diseño o acondicionamiento de una vivienda, edificio, local comercial, o nave industrial. En esta ocasión nos vamos a centrar en la reforma de viviendas, en concreto en una reforma integral.

¿En qué tenemos que pensar? Sabemos por experiencia que se acumulan las tareas. Hay tantos materiales para elegir, tantas opciones para optimizar el espacio y necesidades que cubrir, sin dejar de lado el ahorro y el aprovechamiento de energía, tantas dudas entre unas opciones y otras, que surge la pregunta ¿Por dónde empezar? Desde aquí os proponemos algunas recomendaciones a quienes estáis pensando en hacer la reforma integral de vuestra casa.

1)     Pensar en las necesidades

Lo primero sería pensar en las necesidades que cada uno de los miembros de la familia tiene y podría tener en el futuro inmediato para adaptarla. Un niño de 5 años tiene necesidades distintas a hijos adolescentes o a veinteañeros. Las familias numerosas requieren espacios diferentes a otras con menos miembros. Si trabajamos en casa necesitaremos un espacio definido para desarrollar nuestra labor profesional. Y si nos encantan la cocina y reunir a nuestra gran familia, la cocina y el comedor son espacios claves. En una entrevista que publicábamos recientemente la arquitecta Isabel Pérez explicaba la importancia de conocer a fondo al cliente al diseñar un proyecto que comparaba con trajes a medida. Pues algo así.

2)     El presupuesto

El presupuesto siempre va a variar en función de la elección de materiales y calidades. Nuestra recomendación es que si decides comparar distintas opciones lo hagas teniendo siempre en cuenta que estás comparando las mismas partidas y que se trata de la misma relación calidad-precio. Acepta el asesoramiento que te brindan los profesionales, sintiéndote, a la vez, libre para decir “esto no me gusta” y barajar otras opciones.

3)     Elige una empresa solvente

Elegir al profesional o al equipo con el que vas a ejecutar la obra es extremadamente importante. Una mala elección puede convertir el sueño de tu vida en una pesadilla. Elegir por precio suele salir caro porque la prolongación de trabajos, acabados mal realizados, problemas tras la reforma, o cualquier otra contingencia puede disparar el presupuesto y acabar convirtiéndose en el más caro. Lo más inteligente es recabar información sobre las empresas que nos presentan propuestas: conseguir referencias, hablar con sus clientes, ver proyectos acabados…Se trata de ir un paso por delante, y encontrar a alguien con garantía, solvencia, profesionalidad, y confianza. No en vano dedicamos a estos proyectos nuestros ahorros de toda la vida y mucho esfuerzo para que todo salga bien. ¿Por qué no disfrutar del proceso?

4)     Proyectos sin sorpresas

¿Cómo evitar las sorpresas desagradables en mitad de un proyecto? ¿Cómo evitar las partidas no estipuladas? Pues es más fácil de lo que parece si hacemos bien las cosas: firmando un contrato con un proyecto definido y un presupuesto cerrado. Un equipo cualificado tendrá todas  las posibles contingencias en cuenta evitando disgustos y molestias.

Esperamos que os sean útiles estas recomendaciones y os invitamos a ver el antes y el después de este proyecto de reforma integral con unos acabados maravillosos que despiertan el deseo de iniciar ya ese proyecto que lleva tanto tiempo aparcado.

Y por supuesto atenderemos vuestros comentarios y sugerencias para próximos consejos.

 

Proyecto reforma vivienda MAZA Grupo 2

Antes y después reforma vivienda MAZA Grupo 1

Reforma vivienda MAZA Grupo